27 mayo, 2012

Pulsión de vida y pulsión de muerte

Como seres vivos, estamos diseñados para entregarnos a la Vida.

Los seres vivos tenemos dos pulsiones:
  • La pulsión de vida: hace que nos entreguemos a la vida completamente, que luchemos por vivir hasta el último aliento. 
  • La pulsión de muerte: hace que nos entreguemos a la muerte cuando ya es inevitable (nunca antes).
Es más fácil ver cómo funcionan estas pulsiones en los animales, algo que nosotros también somos:
Un lobo corre tras una liebre. Ella, al sentirse amenazada, sale corriendo y corre sin parar (sigue su pulsión de vida). Pero el lobo es más resistente que ella y finalmente, la atrapa. Entonces ella deja de luchar y se entrega a la muerte (sigue su pulsión de muerte).
Este es el diseño natural para todos los seres vivos: entregarnos a la pulsión de vida, conectados al mundo de la Vida, hasta nuestro último aliento, independientemente de las dificultades u obstáculos. Y sólo entregarnos a la muerte cuando ya es absolutamente inevitable.

No obstante, los seres humanos, cuando nos dejamos llevar por nuestras emociones negativas y la inconsciencia, "jugamos" con la pulsión de muerte, desconectándonos de la Vida y dejándonos morir, de algún modo, en algún nivel.
La novia de Jorge tiene una aventura con el mejor amigo de Jorge. Jorge está deprimido y se ha entregado al desánimo y a la desconfianza (juega con la pulsión de muerte). 
Con el tiempo, si no rectifica, la creencia falsa de que "nadie quiere a nadie" toma tanto poder dentro de él que acaba matando algo muy profundo e importante: su ilusión de tener relaciones de amor sanas. Por "jugar" demasiado tiempo con la falsedad y la negatividad (pulsión de muerte), acaba  condenándose a la soledad.
Es fundamental no entregarnos a la pulsión de muerte antes de tiempo, ni jugar con ella, porque tiene un coste muy alto: la muerte de partes importantes de nosotros mismos. Lo mejor que podemos hacer es entregarnos a nuestro diseño natural, la pulsión de vida, sin hacer concesiones a la negatividad, hasta el final. Así viviremos lo máximo posible. 

2 comentarios:

  1. Gracias Sergio!

    Esto nos ayuda a comprender qué pulsión es la que más predomina en nuestras vidas. Es decir, nos encaminamos con ilusión por la vida, o nos dejamos caer hacia la muerte...

    VIDA, VIDA y VIDA! Para que en nuestro momento, llegue una buena muerte!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena explicación y ejemplos!! Gracias por la Información!

    ResponderEliminar